Con un gol de Batshuayi, Bélgica derrotó a Canadá

Una de las claves para poder hacer algo en un torneo como la Copa del Mundo es que, en un mal día, uno sea capaz de resolver la papeleta favorablemente. Eso fue lo que consiguió Bélgica frente a Canadá. Los europeos se llevaron demasiado premio en un partido gris. Hicieron lo justito, pero decidió la diferencia de nivel entre unos y otros.

Apareció el mejor jugador de Bélgica, el mejor portero del mundo, para mantener a los suyos de pie cuando más apretaban los americanos. Thibaut Courtois paró un penalti a Davies -mano de Carrasco- que hubiera servido para reforzar la propuesta de los canadienses. Valientes en la presión y muy directos en ataque, llegaron a poner contra las cuerdas a los de Bob Martínez. No lo aprovecharon y lo acabaron lamentando.

Fue la aparición más determinante de Courtois, a los diez minutos de partido, pero no la única. El guardameta del Real Madrid tuvo más trabajo del que se esperaba. También sorprendió a Kevin De Bruyne el empuje del rival. La bronca que le echó a sus compañeros al cuarto de hora de partido, fue ilustrativa. Bélgica no conseguía que las cosas sucedieran en campo canadiense. Al contrario, toda la acción tenía lugar demasiado cerca de su área.

Bathsuayi

Con tanto problema en la generación de juego, Bélgica probó con una nueva idea. Tan vieja como el fútbol, pero poco habitual en su repertorio: el pelotazo. Y ahí se marcaron las diferencias. Fue suficiente con eso para encontrar una vía de agua en la defensa americana y hacer gol.

Alderweireld, ex del Atlético de Madrid, se sacó un desplazamiento largo y Batshuayi hizo magia. El delantero del Fenerbahçe recogió el balonazo de su defensa y se fabricó el gol él solito. Un zurdazo para que Bélgica se evite un problema nada más arrancar el Mundial. Teniendo en cuenta lo que había ocurrido en el primer partido del día, el Croacia-Marruecos, tres puntos que dan mucho a los de Bob Martínez.

En cuanto a Canadá, su condena llegó por la falta de eficacia. La primera parte llegaron a tener de rodillas a los Diablos Rojos, pero perdonaron. También en la segunda, aunque bajaron el nivel, pudieron empatar. Tanto perdonar, aunque no esté Lukaku, es jugar con fuego. Con todo, firmaron una actuación más que digna en su retorno a un Mundial tras 36 años, pero seguro que se quedaron con la sensación de que pudieron rascar algo mejor.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Previous post El cantautor cubano Pablo Milanés será enterrado en España
Next post Suspenden concierto de Juan Luis Guerra en Perú por exceso de aforo