Nómina de ministerios aumentan hasta un 180% en cuatro años

Según revela un análisis exhaustivo realizado como parte de un trabajo de investigación del periódico De Último Minuto, la nómina pública en diecinueve ministerios sufrió un aumento de 180% en los últimos cuatro años.

Economía, Educación, Interior y Policía, Energía y Minas, Medio Ambiente y Salud Pública, han sido las instituciones más beneficiadas con el incremento presupuestario para sus instituciones, de acuerdo a los documentos de transparencia colgados en los mismos portales web de esos ministerios.

Ministerio de Educación

En primera instancia, el sector educativo, representado por el Ministerio de Educación, con un presupuesto para remuneraciones de RD$109,134,302,485.00 en el año 2020, evidencia un aumento a RD$167,571,638,611.00 en el 2024, marcando un incremento del 53.55% destinado a las remuneraciones del personal de esa institución.

Según un comunicado del 9 de febrero del presente año, el órgano administrador de la educación pública en el país explicó que el último aumento aplicado a los docentes se efectuó en el año 2023, cuando el salario del maestro de primaria se incrementó de RD$50,600 pesos a RD$63,829, una variación de 26.14%. En tanto, el promedio salarial para el docente de secundaria pasó de RD$58,610 a RD$63,092 pesos, equivalente a un alza de 7.65%.

También detallaron que la decisión favoreció a 21,464 maestros jubilados y pensionados, elevando el salario a RD$25,000 pesos para quienes ganaban menos de esa cantidad, y a RD$30,000 pesos para quienes recibían sobre los RD$25,000 y menos de RD$30,000 pesos.

Interior y Policía

El Ministerio de Interior y Policía figura como líder de estos aumentos, con un incremento del 130.08% en su presupuesto para remuneraciones, pasando de RD$1,088,812,038.00 en 2020 a RD$2,505,154.819.00 en 2024. 

Una parte significativa de este aumento se atribuye al progresivo reajuste salarial para los policías, una medida que ha sido una promesa constante del presidente Abinader desde su campaña en 2019.

La última disposición impactó a 23,673 miembros de la institución, lo que equivale a un 97%, y significa un aumento mensual de RD$43,404,441.99 en la nómina destinada solo a los uniformados, según explica una nota de prensa colgada en el portal web de la Presidencia.

Energía y Minas

Asimismo, el Ministerio de Energía y Minas experimentó un crecimiento significativo del 180.07% en su presupuesto para remuneraciones, alcanzando RD$1,150,839,208.00 en 2024, frente a los RD$410,905,764.71 asignados en 2020. 

Medio Ambiente

Otro ministerio que vio un aumento en sus asignaciones presupuestarias destinadas a remuneraciones al personal es el Ministerio de Medio Ambiente, con un incremento del 108.30%, pasando de RD$1,747,279,106.00 en 2020 a RD$3,639,645,996.00 en 2024. 

Economía, Planificación y Desarrollo

Por otro lado, el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, en sus asignaciones presupuestarias, en punto de remuneraciones y contrataciones del año 2020, tenía un presupuesto aprobado de RD$721,867,000.00, para el presente año hubo un aumento de esos fondos en un 62.77%, alcanzando RD$1,175,000,000.00, los cuales se distribuyen: RD$891,600,000.00 a remuneraciones, RD$158,860,000.00 a sobresueldos, RD$540,000.00 a dietas y gastos de representaciones, y RD$124,000,000.00 en contribuciones a la seguridad social.

Juventud

En el caso del Ministerio de la Juventud, en el año  2020 se le aprobó para el gasto de personal RD$203,397,598.00, en el 2021 RD$203,397,558.00, para el 2022 RD$238,152,055.00, en el 2023: RD$305,362,209.00 y en el 2024 RD$343,497,052.00, para un aumento de 68.88% en cuatro años

Salud Pública

Por otro lado, el Ministerio de Salud Pública registró un incremento del 54.03% en sus asignaciones directas para personal desde el gobierno de Danilo Medina al de Luis Abinader. Este aumento, reflejado en un presupuesto de RD$7.949.527.459,00 en 2024.

Mujer

El Ministerio de la Mujer presenta un incremento de 82.94% en su presupuesto aprobado para nómina entre el 2020 y el 2024, aunque año por año presenta RD$410,734,937.00 en el 2020, RD$428,451,529.00 en el 2022,  RD$568,866,953.78 en el 2023 y RD$751,383,462.00 en el 2024.

El Ministerio de Cultura y el Ministerio de Educación Superior también han experimentado aumentos significativos del 36,67% y 30,59%, respectivamente, en sus presupuestos de nómina. 

De igual forma, otros ministerios, como el de Presidencia, Turismo y Trabajo, han experimentado aumentos en sus asignaciones que oscilan entre el 15,39% y el 10,35%.

También el Ministerio de Administración Pública y el Ministerio de Relaciones Exteriores han experimentado aumentos, aunque más moderados, del 8.75% y 9.80% respectivamente. En las partidas presupuestarias de RD$511,559,422.00 y RD$4,640,685,049.00 en 2020 a RD$556,306,794.00 y RD$5,095,349.171.00 en 2024. 

El Ministerio de Hacienda registró un aumento del 9,63% en remuneraciones, ya que en el 2020 tenían aprobado RD$1,282,838,773.00 y en el 2024 RD$1,406,373,214.00.

Expertos opinan sobre incrementos salariales

Para el economista y miembro del partido Fuerza del Pueblo (FP), Daris Javier, este aumento desmedido no sólo es un gasto improductivo, sino que también está erosionando la economía del país. El capital necesario para impulsar obras transformadoras se está desviando hacia un gasto corriente insostenible, minando las bases de un desarrollo sostenible.

“Eso significa entonces que, si el gobierno dominicano está incrementando la nómina pública, está descuidando las obras que, de cara al futuro, van a transformar la sociedad dominicana en la economía del país”, expresó Javier.

En ese orden, agrega que, al aumentarse una nómina pública, estamos hablando de un gasto improductivo que deteriora la economía. 

“Si el Estado orienta su gasto hacia el capital, puede impulsar obras productivas que transformen la sociedad. El aumento de la nómina pública descuida las obras necesarias para el futuro, lo que afecta negativamente a la población dominicana”, puntualizó el experto. 

A nivel internacional, las comparaciones con otros países de la región y los estándares de la OCDE pintan un panorama preocupante. Mientras que otras naciones han implementado medidas para optimizar la gestión de la nómina estatal, la República Dominicana parece ir en dirección contraria, con un aumento descontrolado que desafía las normas económicas internacionales.

Países como Canadá, Alemania y Australia, han implementado medidas para optimizar la gestión de la nómina estatal, incluyendo la evaluación periódica de la necesidad de personal, la implementación de tecnologías de información y comunicación para mejorar la eficiencia administrativa, y la promoción de la transparencia y la rendición de cuentas en el empleo público.

En última instancia, este análisis detallado nos enfrenta a una realidad innegable: la gestión eficiente de los recursos públicos y la promoción de la transparencia y la responsabilidad son imperativas para el futuro del país. Sin estas bases sólidas, el crecimiento desenfrenado de la nómina estatal amenaza con socavar el bienestar y el progreso de toda la sociedad dominicana.

Por otro lado Henri Herbrard, reconocido economista, ofrece una visión crítica pero matizada sobre el rol de la nómina estatal y su impacto en la economía nacional. Desmontando el enfoque simplista que ha estigmatizado la nómina pública, Herbrard destaca la necesidad de considerar el destino y los resultados de dicho gasto.

En este sentido, subraya la importancia de discernir entre un aumento salarial dirigido a sectores clave como la seguridad, la educación o la salud, y un gasto ineficiente que no se traduce en mejoras palpables para la sociedad. La efectividad de dicho gasto debe ser evaluada mediante indicadores que reflejen la calidad y la sostenibilidad de los servicios públicos proporcionados.

“Primero es importante puntualizar que tradicionalmente se ha venido satanizando la nómina estatal olvidando que un empleo público no es ni bueno ni malo todo depende en que se está utilizando. En este sentido, un aumento de salario a un policía, un maestro o una enfermera pudiera considerarse como un gasto necesario y positivo para la población, si efectivamente se traduce en mejores niveles de seguridad, de educación o de salud». 

El economista alerta sobre los riesgos de un aumento desmedido en la nómina estatal, señalando que, si no se acompaña de mejoras sustanciales en la producción de bienes públicos y en la calidad de vida de la población, podría exacerbar el déficit fiscal y generar desequilibrios financieros significativos.

Herbrard ofrece un análisis detallado del Presupuesto para el año 2024, destacando que incluso un ligero incremento del 5% en la nómina pública representaría un aumento considerable en el déficit fiscal, evidenciando la necesidad de un manejo prudente de los recursos financieros.

“De acuerdo con el Presupuesto 2024, el total de Remuneraciones del Sector Público Consolidado (o sea gobierno central + instituciones autónomas + seguridad social) se proyectaba en RD$461,712.4 millones equivalentes un 6.2% del PIB; una desviación de apenas 5% en esta nómina pública (o sea un incremento en RD$23,085 millones lo que implicaría un incremento del déficit fiscal de un 10.0%, el cual pasaría de RD$229,247.9 millones (Presupuesto del Sector Público Consolidado para 2024) a RD$252,333 millones».

«Un reto importante a plazo va a ser la necesaria revalorización del salario mínimo del sector público el cual se ha mantenido en apenas RD$10,000 , sin haberse aumentado desde abril 2019 cuando pasó de RD$5,117 a RD$10,000; de aplicar un ajuste por la inflación acumulada desde el 01-04-2019 a la fecha, habría de incrementar este salario mínimo en un 32.5%, indicó.

Uno de los desafíos críticos a futuro, según Herbrard, radica en la revalorización del salario mínimo en el sector público, que ha permanecido estancado desde abril de 2019. El economista advierte que, ajustado por la inflación acumulada, el salario mínimo debería aumentar en un preocupante 32.5%, lo que subraya la urgencia de abordar esta cuestión.

El análisis también aborda el crecimiento limitado en la cantidad de empleos del Estado, destacando un enfoque prudente en la gestión de la nómina estatal, según datos recientes de la Encuesta Nacional Continua de Fuerza de Trabajo.

«En cuanto a cantidad se refiere, de acuerdo a los datos de la Encuesta Nacional Continua de Fuerza de Trabajo (ENCFT) a diciembre 2023: la cantidad de empleos del Estado pasó de 643,153 (1er Trimestre 2020, o sea justo antes del COVID) a 667,201 (12-2023) mostrando así un crecimiento limitado de apenas 24,048 posiciones adicionales entre 03-2020 y 12-2023 lo que parece indicar que ha habido un manejo bastante más prudente en esta nómina estatal».

Finalmente, Herbrard plantea la necesidad de estudiar detenidamente el desempeño de las empresas públicas, especialmente en el sector eléctrico, donde se observa un crecimiento continuo en el empleo, lo que sugiere la importancia de revisar y mejorar la eficiencia de dichas entidades.