Ippei Mizuhara, intérprete de Ohtani, acusado de fraude


Chicago.- Ippei Mizuhara, intérprete de la estrella de la MLB Shohei Ohtani, aceptó declararse culpable por robar 17 millones de dólares este miércoles al jugador de Los Ángeles Dodgers para pagar apuestas ilegales, informó este miércoles la justicia estadounidense.

“Ippei Mizuhara, de 39 años, de Newport Beach, ha aceptado declararse culpable de un cargo de fraude bancario que conlleva una sentencia máxima de 30 años en una prisión federal, y un cargo de suscripción de una declaración de impuestos falsa, que conlleva una sentencia de hasta tres años en una prisión federal”, informó la Fiscalía federal del Distrito del Centro de California.

Mizuhara se declarará culpable de forma oficial en las próximas semanas y la lectura de cargos está fijada para le 14 de mayo, según la misma fuente.

Te podría interesar:Doncic no pone excusas con su rodilla: «¿A quién le importa? Perdimos»

“El nivel del engaño y del robo es enorme. Usó su posición de confianza para aprovecharse del señor Ohtani y para alimentar su peligroso hábito de apuestas”, aseguró el fiscal Martín Estrada.

“Nuestra investigación conjunta con (la oficina de) Investigaciones de Seguridad Nacional mostró claramentne que no solo robó dinero a Ohtani, sino también mintió al Servicio de Impuestos Interno (IRS) sobre sus ingresos”, afirmó Tyler Hatcher, agente especial a cargo de este caso.

“En casos en los que podemos identificar a los responsables, hacemos todo lo posible para arreglar las cosas para las víctimas, y este es uno de ellos”, concluyó.

El pasado 12 de abril, Mizuhara se había entregado a las autoridades tras enfrentar cargos penales por fraude bancario por haberle robado a Ohtani 17 millones de dólares para pagar apuestas ilegales.

De acuerdo con la versión presentada por fiscales federales en California, Mizuhara, que actuaba no solo como traductor sino también como agente de facto de Ohtani, transfirió 17 millones de dólares sin el consentimiento ni conocimiento del pelotero japonés.

El Departamento de Justicia dejó claro que durante una entrevista con agentes federales la semana pasada Ohtani “negó haber autorizado las transferencias bancarias a Mizuhara”.

“Ohtani proporcionó su teléfono celular a las fuerzas del orden, que determinaron que no había pruebas que sugirieran que Ohtani estuviera al tanto o involucrado en la actividad ilegal de apuestas de Mizuhara o en el pago de esas deudas”, añadió.

Las transferencias ocurrieron de forma regular entre noviembre de 2021 y enero de 2024. En septiembre de 2021, Mizuhara había empezado a participar en apuestas ilegales y a perder elevadas cantidades de dinero.