Casos mundiales de sarampión se duplicaron en un año


El número de casos de sarampión en todo el mundo casi se duplicó de 2022 a 2023, dicen los investigadores, lo que representa un desafío para los esfuerzos por alcanzar y mantener el estado de eliminación en muchos países.

Se registraron 171.153 casos en todo el mundo en 2022, según el doctor Patrick O’Connor de la Organización Mundial de la Salud (OMS), quien presentó la investigación este sábado en el congreso mundial de la Sociedad Europea de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas (ESCMID) en Barcelona. Los datos preliminares indican 321.582 casos para 2023 y más de 94.000 en lo que va de 2024, aunque es probable que la cifra sea mucho mayor.

Te podría interesar: Salud Pública entrega 2 equipos de última generación para diagnóstico de la tuberculosis

Casi la mitad de los casos de este año se han producido en la región europea de la OMS, con mayor incidencia en Azerbaiyán, Kirguistán y Yemen.

Estados Unidos reportó 128 casos de sarampión en 20 jurisdicciones este año, hasta el viernes, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC). Este es el número más alto desde 2019.

El sarampión se declaró eliminado en EE.UU. en 2000, «lo que significa que no hay propagación del sarampión dentro del país y que solo se encuentran nuevos casos cuando alguien contrae sarampión en el extranjero y regresa», dicen los CDC. Sin embargo, el rápido aumento de casos este año supone una amenaza para ese estatus de eliminación de la enfermedad, afirma la agencia.

El sarampión es una enfermedad muy contagiosa que se transmite por el aire. Puede causar graves consecuencias para la salud o la muerte, especialmente en niños pequeños y no vacunados.

Síntomas y recomendaciones

Los síntomas generales pueden incluir fiebre, tos, secreción nasal, ojos llorosos y una erupción de manchas rojas. Aproximadamente 1 de cada 5 personas no vacunadas en EE.UU. que contraen sarampión será hospitalizada, según los CDC.

Alrededor de 1 de cada 20 niños con sarampión desarrollará neumonía, y otros pueden desarrollar una peligrosa inflamación del cerebro llamada encefalitis. Hasta 3 de cada 1.000 niños infectados de sarampión pueden morir por complicaciones respiratorias y neurológicas.

También puede provocar «inmunoamnesia», una afección que aumenta el riesgo de contraer otras infecciones durante semanas o años.

El especialista de la OMS dijo este sábado que la vacunación contra el sarampión ha evitado unos 57 millones de muertes entre 2000 y 2022.

En EE.UU., los CDC recomiendan que los niños reciban la primera dosis de la vacuna que protege contra el sarampión, las paperas y la rubéola entre los 12 y los 15 meses de edad. Los niños reciben una segunda dosis entre los 4 y los 6 años.

¿Por qué enfermedades como el polio y el sarampión vuelven en la actualidad? El Dr. Elmer Huerta analiza la situación

La vacuna se considera muy eficaz. Una dosis tiene una eficacia del 93% contra el sarampión, y dos dosis, del 97%. Las personas vacunadas pueden enfermar, pero no es frecuente y suele tratarse de una infección más leve.

EE. UU. ha establecido una tasa de vacunación objetivo del 95%, pero la cobertura entre los niños de kínder ha caído por debajo de eso en los últimos años. En el año escolar 2022-23, solo el 93,1% de los niños de jardín de infantes en los EE. UU. Habían completado su serie de vacunas MMR, lo que deja a alrededor de 250,000 en riesgo.

El sarampión es «una crisis entre muchas crisis», dijo O’Connor en su presentación de este sábado, con alrededor del 45% de los brotes en países vulnerables y afectados por conflictos.

«En los últimos 20 años se ha avanzado mucho hacia la eliminación del sarampión y la rubéola», afirmó en un comunicado de prensa. «Para consolidar y mantener esos logros, necesitamos asegurar una cobertura de inmunización sistemática alta, uniforme y equitativa; y una divulgación robusta y una respuesta rápida a los brotes».