Reflexión sobre situación política de la RD

Comparte Si Te Gusto El Contenido:

Por JOSE ALVAREZ

Queridos dominicanos de aquí y de allá

Como presidente de la coalición de organizaciones dominicanas USA en el exterior y líder comunitario por más de 30 años, me dirijo a ustedes con un corazón lleno de amor y compromiso hacia nuestra patria. Mi trayectoria ha estado marcada por una pasión incansable de servir a nuestra comunidad y país, siempre guiado por principios de sinceridad, verdad y un profundo respeto por las enseñanzas divinas.

Hoy me encuentro reflexionando sobre la situación política de la República Dominicana, un tema que, aunque complejo y a menudo polarizante, no podemos ignorar si deseamos lo mejor para nuestro país.

Es importante destacar que mi enfoque hacia la política no es partidista, ni busco posicionarme como un dirigente político. Mi compromiso es con la verdad y el bienestar de nuestra nación, por encima de cualquier afiliación política.

En el actual panorama político dominicano, nos encontramos ante una disyuntiva entre los principales candidatos a la presidencia: Leonel Fernández y Luis Abinader. Cada uno representa visiones distintas para el futuro de nuestro país.

Por un lado, Leonel Fernández, quien ha tenido múltiples oportunidades de liderar nuestra nación, ha sido criticado por decisiones que, según se percibe, han beneficiado a un grupo selecto, dejando de lado las necesidades más apremiantes de la mayoría, como la educación y la equitativa distribución de los recursos del Estado.

Además, su asociación con figuras representantes del nuevo orden mundial, como George Soros, y su identificación con organismos internacionales, como la ONU y sus falsos objetivos, y cómo comprometió al país con la ONU en el 2012, ha generado preocupaciones sobre su compromiso patriótico y sobre el bien común con su distribución desmedida e injustificada de nuestros bienes naturales, como el oro, nuestras tierras y empresas estatales, comprometió nuestra soberanía y empobreció aún más nuestra nación. Estas malas decisiones no representaron el bien común del pueblo dominicano.

Por otro lado, Luis Abinader, a pesar de las críticas hacia ciertos miembros de su entorno, parece estar haciendo esfuerzos por impulsar un cambio positivo en nuestro país. Su administración sugiere un enfoque más inclusivo y equitativo para el desarrollo de la República Dominicana, lo que lo posiciona, en mi consideración, como la opción más favorable para liderar nuestro país hacia un futuro mejor.

Es fundamental, como dominicanos, ya sea en el país o en el exterior, participar activamente en el proceso político, siempre con una visión crítica pero constructiva. Nuestra participación es crucial para asegurar que las decisiones que se tomen en nombre de nuestra nación reflejen verdaderamente los valores y principios que deseamos promover.

Como padre y ciudadano comprometido, mi única aspiración es que la República Dominicana sea guiada por líderes capaces, justos y respetuosos, que antepongan el bienestar colectivo a intereses particulares. Entre las opciones actuales, y considerando los desafíos que enfrenta nuestro país, veo en Luis Abinader una mejor noción de poder y liderazgo que pueda beneficiar al pueblo dominicano.

Con estas reflexiones, no busco influenciar indebidamente sus opiniones, sino compartir mi perspectiva con la esperanza de fomentar un diálogo abierto y respetuoso sobre el futuro de nuestra nación. Juntos, como comunidad dominicana unida, podemos contribuir significativamente al bienestar y progreso de nuestro querido país.

Descubre más desde InformandoRD.com

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo