Milei vuelve a Argentina para organizar asuntos internos

Comparte Si Te Gusto El Contenido:


El presidente de Argentina, Javier Milei, regresó este martes al país suramericano después de la gira internacional que le llevó a Israel, Italia y El Vaticano, mientras en Buenos Aires su proyecto estrella, la ‘ley ómnibus’, fracasó en su trámite parlamentario.

El vuelo que trasladaba al mandatario desde Roma aterrizó en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza (provincia de Buenos Aires) a las 8.09 horas (11.09 GMT), con casi media hora de adelanto sobre el horario previsto.

El libertario termina así una intensa gira internacional, la segunda desde que asumió el cargo presidencial el 10 de diciembre, que comenzó el 5 de febrero, le llevó a Israel, Italia y El Vaticano y en la que pudo entrevistarse con numerosas personalidades, de las que sobresalió, por el intenso cruce previo de mensajes, el papa Francisco.

Ahora se reincorpora a la actividad local, después de que la Ley Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos, más conocida como ‘ley ómnibus’ -por la cantidad de artículos que tenía y la magnitud de las reformas que pretendía aplicar-, no fuese aprobada en la Cámara de Diputados.

Leer: Milei y el rey Carlos III son protagonistas en el carnaval de muñecos gigantes en Brasil

De fondo, el enfrentamiento entre los gobernadores provinciales y el Ejecutivo, con el propio Milei a la cabeza, generó un ambiente enrarecido para volver a sentarse en cualquier mesa de negociación.

Medios locales especulan con un próximo encuentro entre el jefe de Estado y el exmandatario Mauricio Macri, líder del partido Propuesta Republicana (Pro, centroderecha), cuya excandidata presidencial, Patricia Bullrich, es hoy ministra de Seguridad.

La posibilidad de analizar un gobierno de coalición entre La Libertad Avanza, partido de ultraderecha que lidera Milei, y el Pro, descartada por algunos dirigentes, podría estar en la conversación.

Sin duda, el varapalo recibido por la no aprobación de la ‘ley ómnibus‘, cuyo estado actual es de vuelta a comisión -es decir, no es válida la aprobación general del proyecto obtenida el 2 de febrero-, aunque el propio Milei prefirió considerarla muerta antes que «desguazada», será uno de los puntos de interés en su regreso al escenario nacional.

En Israel, además de reunirse con el presidente, Isaac Herzog, y el primer ministro, Benjamin Netanyahu, reiteró el deseo de Argentina de trasladar su embajada a Jerusalén en un gesto de claro apoyo a la actual política hebrea.

Además, visitó un kibutz atacado el 7 de octubre por el brazo armado del grupo islamista Hamás y rezó en el Muro de los Lamentos.

En Italia y El Vaticano, además de hacer turismo junto a su hermana y secretaria general de Presidencia, Karina Milei, mantuvo encuentros con el presidente, Sergio Mattarella; la primera ministra, Giorgia Meloni; y el papa Francisco.

También participó en la ceremonia de canonización de la primera santa argentina, Mama Antula.

En la última entrevista que concedió en Italia, en la cadena Retequattro, declaró que siente un «profundo desprecio por el Estado», al que consideró «el enemigo» y «una asociación criminal».

Descubre más desde InformandoRD.com

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo