paradisíaco lugar donde vacacionaba Sebastián

Comparte Si Te Gusto El Contenido:


El ex presidente chileno Sebastián Piñera falleció a sus 74 años la tarde de este martes, al capotar el helicóptero que pilotaba en el sector Illihue del Lago Ranco (920 kms al sur de Santiago). El ex mandatario venía de la casa de su amigo José Cox, junto a su hermana Magdalena Piñera, su amigo Ignacio Guerrero y un hijo de éste.

Una hora después del accidente, desde la oficina del ex mandatario confirmaron su fallecimiento mediante un escueto comunicado: “Con profundo pesar comunicamos el fallecimiento del expresidente de la República de Chile, Sebastián Piñera Echenique. Durante la tarde de este martes 06 de febrero de 2024, el exmandatario sufrió un accidente aéreo en la Región de Los Ríos. Oportunamente se informará sobre sus funerales. Agradecemos las masivas muestras de cariño y preocupación que hemos recibido durante estas amargas horas”.

Te puede interesar: Sebastián Piñera: los momentos clave de sus dos presidencias

Piñera estaba pasando sus vacaciones en el lugar, pues tiene su tercera casa de veraneo el sector de Bahía Coique del lago Ranco. Además, solía movilizarse en su helicóptero particular de manera frecuente y gustaba de manejarlo personalmente.

Según señaló la senadora María Ximena Ossandón en una entrevista televisiva, el ex presidente pasaba sus vacaciones junto a su familia en la gran casa de Bahía Coique, en la que amigos y correligionarios eran más que bienvenidos.

Bahía Coique: un paraíso escondido en el Lago Ranco

Bahía Coique, ubicada en la comuna de Futrono en la Región de los Ríos, es una joya escondida a orillas del Lago Ranco, famosa por su extensa playa de 2 kilómetros de arena fina y su ambiente sereno y acogedor. Esta hermosa bahía es ideal para aquellos que buscan relajarse y disfrutar del impresionante paisaje natural que ofrece la región.

Para los entusiastas del aire libre, Bahía Coique ofrece un camping situado en un bosque nativo a orillas del lago, un entorno ideal para conectar con la naturaleza. Además, la bahía está rodeada de grandes montañas, ríos y lagos, ofreciendo un sinfín de actividades al aire libre para todas las edades, incluyendo tours exclusivos y una amplia red de comercios asociados.

Sus aguas cristalinas y cálidas son perfectas para practicar deportes náuticos como el kayak, y su playa de arena blanca y fina invita a largas jornadas de descanso y diversión bajo el sol. Los visitantes también pueden disfrutar de la excelente gastronomía local y los diversos servicios que ofrece la bahía, incluyendo estacionamiento, puestos de comida y baños.

Descubre más desde InformandoRD.com

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo